17 de septiembre de 2009

El momento clave...

Habían pasado algunos meses desde aquel mágico encuentro, entre idas y venidas el se jugó y le propuso formalizar la relación.
Aún era pronto para un casamiento, pero podrían empezar por compartir castillo (y ver que onda)... idea que a ella le agradaba enormemente.
Para dar ese paso debían también formalizar la relación frente a la pequeña que hasta ese momento solo los pensaba/veia/sentía como amigos.
Durante esos meses la pequeña se había divertido enormemente, le gustaba salir, ir al zoologico, ir al cine, a la plaza, todo, todo, era perfecto con ellos.
Pero este príncipe (una vez más) iba a abrir su bella boca para nombrar las palabras mágicas..aunque esta vez a la inversa.
Se encontraban una tarde tomando la leche los tres cuando él pronunció las siguientes palabras:
"Pequeña, ella y yo dejamos de ser amigos, ahora somos novios"...posteriormente vinieron las cuestiones del amor, la gente grande, estamos solos y bla, bla, bla...pero esa personita había dejado de escuchar, en ese momento se podía leer en su mente MI PAPÁ TIENE UNA NOVIA, O SEA YO TENGO UNA MADRASTRA!.
Y a partir de ese momento nada volvió a ser lo que era...

5 comentarios:

martin_mettica_joyas dijo...

Uf, que momento.
Si te cuento como me enteré yo te morís.
Por como lo contás tu "hijastra" (que palabras de mierda) no tiene de que quejarse.

Sigo leyendo la historia.

Saludos, Andrea

Yo, la madrastra dijo...

jaja si, todo un tema!!

Vos como te enteraste?..nosotros tratamos sieeempre de q ella esté bien, pero bueno, a veces los chicos no responden como uno espera!

Un beso

Andrea dijo...

Uy, la verdad que ni da contarlo por acá. Pero digamos que a la última mujer de mi papá (que la quiero muchísimo, de verdad) la conocí con un sobrepeso que luego se convirtió en un hermoso hermanito.
Asique fue un shock múltiple digamos. Pero después nos adaptamos todos y hoy somos una hermosa familia ensamblada, igual de disfuncional que cualquier familia comunacha que ande por ahí.

Psicologa con problemas dijo...

hay que feito!! a ver como sigue esta historia!!


tucuMALA

aburrida dijo...

Tenés suerte que es pequeña, lo van asimilando.

A mi me tocó una mujer que a primera vista parecía hombre y pretendía utilizar sus estudios de psicologa inventándome patologias y culpandome por las peleas con mi papá.

Ahora sale con una mina que es la mas copada (tambien prima segunda suya) y vivimos en paz.

Pero una recomendación: a muchos hijos de padres separados no nos gusta NI UN POCO el término madrastra. Para mi es la pareja de mi papá y creo que a esta altura no podría aceptar ese término. Madrastra me suena que ocupa el lugar de la madre en su ausencia, pero cuando la madre esta todavía en este mundo no es una madratra.

Te lo digo como punto de vista como consejo para futuros rozes

Suerte!